HASTA PRONTO INDIA

Dejo la India antes de tiempo, ya que en principio, me había comprometido a permanecer seis meses en el país en el departamento de prensa de la Fundación Vicente Ferrer. Sin embargo, finalmente, sólo he estado un mes en este maravilloso país. Digo hasta pronto India, porque pienso regresar muy pronto, aunque esta vez será diferente. Será solo y a poder ser en bici para recorrer este vasto país en total libertad.

Me voy triste y con lágrimas en los ojos, porque voy a extrañar a la gente maravillosa que he conocido y que me ha aportado muchísimo. Personas indias y españolas que jamás hubiera conocido si no hubiese venido a Anantapur. Me voy con la sonrisa perpetua de la gente, con sus miradas profundas, con su amabilidad, con su curiosidad, con su tráfico loco, con sus olores, con el sabor picante de sus comidas, con su espiritualidad y, sobre todo, con su hospitalidad.

La pregunta entonces es clara: si tanto me gusta India, por qué me estoy yendo antes de tiempo? Tengo mucho miedo de arrepentirme de esta decisión, pero las circunstancias profesionales y las personales me han hecho tomar esta drástica decisión de la que espero no arrepentirme nunca, sino de la que confío salir reforzado.

20140702_190505

Durante este mes, he podido conocer un poco de la India, aunque hace falta muchísimo tiempo para poder entender sus circunstancias, tan alejadas de las nuestras. Llegué totalmente ignorante de lo que era la India y me voy con muchas ganas de seguir aprendiendo de este país, marcado por su religión hinduista, aunque también hay musulmanes, cristianos y otras minorías religiosas, que enriquecen este país, debido a su gran diversidad cultural.

País colorido por excelencia, gracias a los saris de las mujeres y al color de sus templos hinduistas y de algunos edificios, destaca por la gran cantidad de gente que hay por todos lados, aunque se trata de un caos ordenado, porque a pesar de parecer que en cualquier momento no va a haber sitio para nadie más, en ese mismo instante, atraviesa el lugar una moto o un rickshaw sin atropellar a nadie.

Otro de los aspectos que resaltan a ojos de un europeo es la gran cantidad de basura acumulada por las calles, que es quemada en ocasiones, mientras que en otras sirve de manjar para los cerdos, vacas o perros que viven libremente por las ciudades ante la indiferencia de la gente.

Durante este exiguo periodo de tiempo que he permanecido en India he podido visitar Hampi, una ciudad maravillosa, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, caracterizada por su gran cantidad de templos hinduistas, construidos sobre unas rocas que dan la sensación de estar en otro planeta o en la época de la prehistoria. Además, he acudido a varios pueblos del interior de Andhra Pradesh, donde siempre fui recibido como si fuera un rey, cuando simplemente, iba a hacer mi trabajo de escribir noticias sobre la labor de la Fundación Vicente Ferrer.

Me hubiera encantado haber podido escribir mucho más, porque este país es un pozo sin fondo de historias, donde un periodista no podría llegar a aburrirse jamás. Por esa razón, pienso volver un día para contar todo aquello que no he podido durante este mes en el que he tenido la oportunidad de conocer a voluntarios y cooperantes españoles que son excelentes profesionales y que trabajan con pasión para intentar ayudar con su labor a miles de personas, a través de la Fundación. Me llevo nuestras conversaciones, nuestras discusiones, nuestros bailes, nuestras prácticas deportivas, nuestros viajes, nuestras risas y nuestras complicidades.

20140702_184015

Probablemente, no vuelva a coincidir con nadie de las personas que he conocido en el campus, pero me llevo lo mejor de cada una de ellas, porque todas sin excepción, son personas únicas que me han aportado cosas muy buenas de sí mismas, por lo que me siento muy afortunado de haberlas conocido y espero volver a verlas algún día. Lo dicho, la India me espera y en muy poco tiempo regresaré con fuerzas renovadas, con ánimo y con ganas de conocer realmente este país sintiéndome libre y enfrentándome a todos mis miedos.

Sé que no es mi mejor post, porque apenas he mostrado lo que me ha aportado la India o lo que siento al haber abandonado este país de manera repentina, pero no siempre es fácil expresar lo que uno siente, tras dejar un lugar maravilloso porque así me lo pedía mi mente. Sólo con el tiempo sabré si fue una decisión acertada o equivocada.

INDIA 166

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s